El Dinero en la Economía

By | noviembre 10, 2016

Dinero
El Dinero y  La Ingeniería Económica

En el mundo actual, ninguna persona adulta, por muy alejada que se encuentre de la civilización, puede vivir sin involucrarse con el manejo de el dinero. , Hasta los aborígenes de cualquier tribu asiática o africana se ven en la necesidad de adquirir cierto tipo de bienes (principalmente ropa y alimentos) para subsistir, adquisición que implica el empleo del dinero.

Por otro lado, en el mundo llamado civilizado, cada día es más necesario comprender los términos elementales en el manejo del dinero. Sin hablar, por el momento, de la gran carpa de los negocios, piénsese en una persona que quiere comprar un mueble para su hogar a quien el vendedor le dice: lo que usted desea vale $100 de contado, pero tenemos un plan de pago con 15% de enganche y 24 mensualidades de $6.50; y si usted, en el próximo diciembre, paga otro 20% del valor inicial, entonces podrá elegir entre reducir el monto de las mensualidades restantes, o bien, reducir el número de pagos .

Este tipo de situaciones son frecuentes en nuestros días, donde el comprador decide  más por gusto o por una situación económica personal forzada que tiene una base analítica simple. Es obvio que en la mayoría de los casos el vendedor es quien gana, pues el comprador paga más intereses al no elegir el mejor plan de pagos. En situaciones más serias, la mayoría de los profesionales de cualquier rama de la administración y la ingeniería se enfrentan en su trabajo a situaciones en las cuales tienen que tomar decisiones que involucran dinero. Es decir, decisiones cotidianas en las empresas tales como:

  • Aumento de personal eventual o pago de turnos extra.
  • Justificación de un aumento de publicidad sólo a cambio de ciertos beneficios en ventas.
  • Creación de un departamento de investigación y desarrollo sih beneficios inmediatos, sino a largo plazo.
  •  Apertura de nuevas sucursales.
  •  Elaboración de nuevos productos.
  • Reemplazo de maquinaria obsoleta.
  •  Adquisición de nueva maquinaria o rentarla sólo por un tiempo.
  •  Financiar el crecimiento de la empresa con un préstamo bancario o con la retención de utilidades.
  • Crear una fábrica totalmente nueva