Metas Financieras y sus Alcances

By | marzo 16, 2017

Metas Financieras

Metas Financieras y sus Alcances

Cuáles eran sus metas financieras y personales a corto y a largo plazo cuestiona Salomón Juan Marcos Villarreal, director de Grupo Denim.La mayoría de las personas decían que reflexionar sobre esto fue muy valioso para ellos, porque no lo habían considerado por mucho tiempo o nunca lo habían hecho.

Tome cualquier revista o periódico financiero, o lea algunos artículos en Internet, y se dará cuenta que nuestra cultura está obsesionada con la riqueza financiera. Entre más dinero tienen los ejecutivos, estrellas de cine o atletas profesionales, más atención y más publicidad reciben. ¡De hecho, algunas publicaciones llegan a extremos como clasificar a los que ganan más o que han amasado mayores fortunas!

Que es para usted la riqueza

No deja de sorprenderme el que varias de las personas más ricas y con los sueldos más altos mantienen un horario en el que el trabajo abarca la totalidad de su tiempo, a pesar de estar casados y tener hijos. Por lo que puedo observar, nuestra sociedad parece definir riqueza como cheques muy grandes; inmensos estados de cuenta de inversiones; la capacidad de contratar empleados de tiempo completo para criar a los niños; estar demasiado ocupado con una profesión para tener amistades o interesarse en los demás, en la comunidad, o en problemas sociales importantes; y la libertad de ser infiel y botar a la esposa o al esposo cuando ya no le satisface.

Recuerde los mejores momentos de su vida. Es muy probable, que estos momentos no incluyan cuando compró un auto o encontró un suéter de marca que le gustó. El antiguo adagio es cierto: Las cosas de valor que más disfruta y son más preciadas en la vida no se compran.

Las siguientes afirmaciones son obvias, pero debo de confirmarlas, porque mucha gente actúa como si no lo fueran: El dinero no compra la felicidad. Es tentador pensar que si tan sólo pudiera ganar 20 por ciento más o el doble, sería más feliz porque tendría dinero para viajar, comer fuera, y comprar ese nuevo auto que siempre ha deseado, ¿no es así? Pues no. Un gran número de investigaciones profundas sugieren que existe muy poca relación entre el dinero y la felicidad.